11oct. 99 A las 9:50

Tribunales.- Cuatro años de cárcel para un médico por aceptar dinero de un laboratorio para que recetara sus fármacos

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a un médico de la Seguridad Social a cuatro años de prisión y cuatro meses de arresto mayor por aceptar dinero de un laboratorio para que recetara los fármacos que elaboraba. Además, condena al responsable del laboratorio a dos años de prisión y a otros dos años y ocho meses de cárcel al representante del laboratorio que efectuó los pagos.

La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, declara probado que entre los años 1993 y 1994 el administrador de los laboratorios Kendall, de Barcelona, decidió incentivar a numerosos facultativos para que recetasen sus productos y aumentar las ventas. Les abonó gastos de estancias en congresos médicos, así como diversas cantidades de dinero por hacer un seguimiento farmacológico de los productos mencionados.

Siguiendo sus directrices, el representante del laboratorio en Madrid entregó diferentes cantidades de dinero, que sumaron un total de 200.000 pesetas, al médico acusado para que, como especialista en aparato digestivo de la Seguridad Social, recetara a sus pacientes especialidades del laboratorio.

RECETAS FALSAS

Este facultativo extendió numerosas recetas oficiales del Sistema Nacional de Salud, prescribiendo tales fármacos, utilizando para ello el nombre de pensionistas que, como pacientes suyos, guardaba en su archivo, que fueron extendidas sin haberlas prescrito realmente en algunos casos. Tales recetas, de las que se ha constatado que fueron alteradas al menos 224 de ellas, fueron despachadas en 102 farmacias de la capital y localidades próximas, lo que originó un perjuicio a la Seguridad Social de 1,6 millones de pesetas. La Audiencia condena al médico a tres años de prisión menor e inhabilitación especial para su cargo durante 7 años y multa de 300.000 pesetas por un delito continuado de cohecho.

Además, por otro delito continuado de falsedad en concurso con un delito de estafa, dicta una pena de una año de prisión menor, cuatro meses de arresto mayor y multa de 100.000 pesetas. El administrador del laboratorio ha sido condenado a dos años de prisión menor y multa de 300.000 pesetas por un delito continuado de cohecho; y el representante en Madrid a dos años de prisión menor y multa de 300.000 pesetas por cohecho, y ocho meses de arresto mayor y multa de un millón de pesetas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!