A las 14:34

Fenaer pide a los partidos políticos que reflexionen sobre el papel social de las asociaciones de pacientes antes de prohibir que reciban apoyos privados

La Federación de Asociaciones de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (FENAER), hace un llamamiento a todos los partidos políticos con representación en el Congreso, para que reflexionen y valoren su voto a la propuesta de prohibición de financiación de la industria farmacéutica para investigación, divulgación, educación sanitaria y actividades de las asociaciones de pacientes que se recoge en el punto 47.2 del Dictamen de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica. La red española de organizaciones de pacientes, afirma FENAER, cumple un imprescindible papel social, de educación y de defensa de 30 millones de pacientes en España que se vería muy seriamente comprometida de salir adelante esta propuesta.

Los pacientes muestran su asombro y perplejidad por una propuesta que ataca directamente la línea de flotación de la red española de pacientes. “No podemos aceptar bajo ningún concepto”, afirma Mariano Pastor, presidente de Fenaer, “que la propuesta de reconstrucción de España en una situación económica y sanitaria límite como la que atravesamos comience por la destrucción del tejido asociativo del ámbito sanitario”.

Para Fenaer, la Comisión ni ha contado con la voz de los pacientes, ni ha tenido en consideración que la relación entre las asociaciones y la industria farmacéutica se rige ya por estrictos códigos éticos tanto españoles y europeos. “Es una relación normalizada, habitual y extendida en toda Europa, mediante la que la industria farmacéutica y de tecnologías sanitarias asume su Responsabilidad Social Corporativa apoyando a las ONGs del ámbito sanitario en sus acciones de formación, educación y divulgación”, afirma tajante el presidente.

“Las asociaciones de pacientes llegamos a donde las administraciones sanitarias nunca han podido llegar, que es al paciente como persona”, recuerda Mariano Pastor, “además de cubrir muchas lagunas asistenciales y de apoyo a los pacientes que el sistema no es capaz de proporcionar”. FENAER considera que en las circunstancias actuales es absolutamente imposible que el Estado pueda asumir directamente la financiación de todas las actividades y programas que se están desarrollando en todos los rincones de España. “Para la inmensa mayoría de los pacientes las asociaciones somos el apoyo, la referencia y la principal fuente de información. Destruir así el tejido asociativo, sin debate, sin darnos oportunidad de expresar nuestras opiniones, sería un gravísimo error con gravísimas consecuencias”.

Prohibir el soporte privado es, en la práctica, condenar a muerte a cientos de organizaciones sin ánimo de lucro que no tienen más objetivo que acompañar al paciente en su día a día y llegar allí adonde no llega el sistema sanitario. “Supondría en la práctica un brutal recorte de prestaciones a una población vulnerable que tiene en las asociaciones su principal soporte”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!