A las 11:04

Las tasas de delitos violentos aumentan en los inviernos cálidos, según un estudio

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Un nuevo estudio del Instituto Cooperativo para la Investigación en Ciencias Ambientales (CIRES, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Colorado Boulder (Estados Unidos) ha demostrado que, a medida que aumentan las temperaturas en invierno, aparecen índices más altos de delitos violentos, como el asalto y el robo.

Durante los inviernos suaves, hay más gente fuera de casa, lo que crea “el ingrediente clave para los delitos interpersonales: la oportunidad”, ha explicado el autor principal del estudio publicado en la revista ‘GeoHealth’, Ryan Harp.

En esta evaluación, Harp y su asesor, Kris Karnauskas, utilizaron técnicas de análisis del clima para investigar la relación entre sus fluctuaciones de año en año y las tasas de delitos violentos en las ciudades de los Estados Unidos desde 1979.

Para la investigación, ambos especialistas obtuvieron datos mensuales del FBI de delitos violentos y contra la propiedad de más de 16.000 ciudades. La base de datos incluía delitos como asesinato, violación, robo, asalto agravado y robo de vehículos. Los científicos se basaron, para el clima, en datos históricos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

La combinación de estos datos reveló una fuerte relación entre el crimen y la temperatura en particular, incluyendo una correlación mucho más grande en invierno que en los meses de verano. “Es muy raro encontrar relaciones tan altas en amplios conjuntos de datos”, especialmente en disciplinas como “el clima y la salud o la sociología” ha afirmado Karnauskas, este hecho llevó a los investigadores a revisar el trabajo “más de un par de veces”.

Parte del poder de este nuevo enfoque de investigación, ha sido, según los especialistas, alejarse del estudio de “ciudad por ciudad”, para observar todas ellas dentro de una región climática. Al agregar miles de ciudades en una región que, simultáneamente, experimenta fluctuaciones similares de un año a otro, “la conexión entre la temperatura y el crimen se hizo evidente” han expuesto.

Estos hallazgos implican que, en algunas regiones de los Estados Unidos, el aumento de las temperaturas por el cambio climático antropogénico “podría exacerbar las tasas de delincuencia, especialmente en invierno”, según Harp.

Actualmente, los investigadores del CIRE están diseccionando datos y construyendo modelos con miras a predecir las tasas futuras de delincuencia, así como la forma en que esta podría verse afectada por el clima cambiante del mundo.

Este estudio es significativo porque “amplía el pensamiento sobre las conexiones entre el clima y la salud humana”, para “abarcar una amenaza muy real y peligrosa para la seguridad corporal y, por lo tanto, para la salud”, ha concluido Karnauskas.[FIN]

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR