16ago. 99 A las 17:01

Publicado el decreto que fija una rebaja del 6 por 100 del precio de los medicamentos, que entra en vigor en septiembre

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy el Real Decreto

Ley de medidas urgentes para la contención del gasto farmacéutico,

aprobado el pasado 31 de julio por el Gobierno, por el cual los

españoles pagarán un 6 por 100 menos de promedio por sus medicamentos

dispensados a través de las oficinas de Farmacia financiados por el

Sistema Nacional de Salud.

De acuerdo con el decreto, desde el 15 de septiembre los

laboratorios farmacéuticos solamente suministrarán especialidades

farmacéuticas con los nuevos precios, bien con nuevos embalajes

exteriores o reetiquetando los existentes.

Durante un corto período de tiempo coexistirán en los almacenes de

distribución, así como en las oficinas de farmacia, medicamentos con

los precios actuales y los revisados, como consecuencia de los

“stocks” existentes a la entrada en vigor de la medida.

El porcentaje de reducción que ahora se acuerda es progresivo en

función del nivel de los precios autorizados, y se encontrará en una

banda del 4´6 por 100 al 10 por 100. Así, por ejemplo, los

medicamentos con un precio de venta al público autorizado de 1.000

pesetas reducirán éste en el 4´91 por 100 y los de 5.000 pesetas, en

el 6´57 por 100, por lo que se producirán ahorros en estos casos de

49 pesetas y 328 pesetas, respectivamente.

Con esta medida, los pacientes de la Seguridad Social verán

reducida su aportación en 750 millones durante el presente año y en

4.900 millones en el año 2000.

El ahorro previsto para el Sistema Nacional de Salud en el

presente año es de 7.600 millones de pesetas, dado que la aplicación

de esta medida solamente tendrá efectividad durante los dos últimos

meses de este ejercicio. La previsión de ahorro para el próximo año

puede cifrarse en torno a los 52.400 millones de pesetas.

Desde junio de 1996, los españoles pagan un 11 por 100 menos por

sus medicamentos, lo que supone que un medicamento que costaba 1.000

pesetas en 1996 ahora cuesta 890 pesetas.

EXCLUSION.

Del conjunto de medicamentos que componen el vademécum nacional,

quedan fuera de esta reducción de precios los de precio inferior a

558 pesetas de precio de venta al público, los excluidos de la

financiación de la Seguridad Social, los calificados de uso

hospitalario, los anestésicos generales, los contrastes radiológicos

y los envases clínicos.

CONTROL DE LA INFLACION.

Según el Gobierno, esta medida, al igual que la rebaja de los

márgenes comerciales de los almacenes de distribución, realizada en

el pasado mes de abril, se inscribe en el conjunto de actuaciones

instrumentadas por el Gobierno con la finalidad de cumplir las

previsiones macroeconómicas de inflación y gasto público y de

repercutir a favor del ciudadano las ventajas de los menores costes

financieros, energéticos y de otro tipo de la economía española.

La racionalización del gasto farmacéutico es una de las

prioridades del Gobierno y, en este sentido, a lo largo de los

últimos años se han tomado medidas sin menoscabo de la prestación

farmacéutica pública que tienen los ciudadanos. Éstas han ido

dirigidas a lograr que el crecimiento del gasto se sitúe en términos

asumibles por el sistema sanitario público, acordes con la situación

en los países de la Unión Europea.

El gasto farmacéutico tiene una tendencia natural de crecimiento

que viene motivado, de modo fundamental, por el envejecimiento de la

población y la aparición de medicamentos nuevos para enfermedades

para las cuales, o bien no existía tratamiento, o bien los

disponibles están siendo sustituidos por otros de mayor eficacia y,

como es lógico, de precio medio superior. Además, hay que tener en

cuenta que hay una mayor accesibilidad a los servicios, así como más

centros asistenciales, más actividad y más consultas.

()

08/16/17-13/99

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!