24ago. 99 A las 18:20

ARGENTINA.- UN CARDIOCIRUJANO ARGENTINO DISEÑA UNA TECNICA PARA REGENERAR TEJIDOS

BUENOS AIRES, 24 (EP/AFP)

El cardiocirujano argentino Juan Carlos Chachques, creador de un

método para regenerar tejidos dañados del corazón, afirmó este martes

que en seis meses se comenzará a usar la técnica en humanos y que

será “menos invasiva” que las actuales porque “los hombres no quieren

que los abran como libros”. El médico, que trabaja en Francia,

participa en Buenos Aires del XVII Congreso Interamericano de

Cardiología. Nació hace 55 años en la provincia de Santa Fe (norte),

pero desde hace 20 años trabaja en Francia, actualmente dirigiendo

las investigaciones del Instituto Nacional de Salud de ese país.

En declaraciones a varias radioemisoras y en entrevista al

matutino Clarín, explicó que la nueva terapia que permite inyectar en

el corazón células cultivadas de los brazos o piernas del propio

paciente, será “de muy bajo costo y de muy bajo riesgo”. Aclaró, no

obstante, que en una primera etapa se aplicará “como terapia curativa

en pacientes que tienen expectativa de vida muy pobre”, es decir “que

tienen riesgo importante de insuficiencia cardíaca severa, que los

puede llevar a la muerte en uno o dos años”.

Chachques, que fue igualmente uno de los creadores del “echarpe

cardíaco” -técnica quirúrgica que permite envolver al corazón

debilitado con parte de un músculo de la espalda- anunció que pondrá

en marcha en menos de seis meses un ensayo clínico con sus pacientes

del Hospital Broussais, de París. Dijo que “se trata de una

reactualización de las terapias celulares que fueron usadas hace más

de diez años de manera experimental y desordenada”, pero que “fue

gracias a los avances de la ciencia en la biología celular que los

cardiálogos podemos aprovechar este tipo de tratamiento”.

Agregó que “en los próximos meses inyectaremos las células

cultivadas por medio de catéteres o por tubos endoscópicos. Pero, en

dos años, también podremos insertarlas a través de brazos robóticos

(giran 360 grados), que son mucho más precisos que la mano de

cualquier cirujano”. Indicó asimismo que la base del criterio para

aplicar esta terapia es entender que “el origen del músculo cardíaco,

que se llama miocardio, y el de las piernas o los brazos, es el

mismo”, y señaló que “esta técnica usa ese origen para luego utilizar

una parte del músculo de esos miembros para dar una nueva vida a ese

corazón cansando y enfermo”.

También destacó que el invento podrá aplicarse “en los casos de

infartos, porque dejan una zona del corazón sin movimiento (infarto

de miocardio masivo) o en pacientes que tienen una cardiopatía

dilatada, de origen a veces indeterminado, y que implica que todo el

corazón está enfermo sin necesidad de encontrar un infarto, como

sucede con los enfermos del mal de Chagas”. Abundó que se retira un

centrímetro cúbico del músculo del brazo o la pierna, que contine un

centenar de células, y se inyecta “no dentro de la zona muerta, sino

en la intermedia, entre el tejido sano y el enfermo”.

Así, subrayó, “en los casos de infarto de miocardo lo que se está

haciendo es hacer llegar una estimulación química que genera el

crecimiento de pequeñas arterias y venas, creando el terreno propicio

para que las células puedan desarrollarse con toda tranquilidad”.

Chachques alertó que “por ahora es una terapia curativa con pacientes

que tienen expectativa de vida muy pobre” y destacó el bajo costo de

la terapia porque “se usan células del mismo individuo, se necesita

sólo una biopsia, un laboratorio con microscopio y un banco de

tejidos, que hoy en día es bastante común”. El cardiológo local

Ricardo Iglesias informó por su lado que las insuficiencias cardíacas

provocan en Argentina la muerte de 80 personas por día.

(EUROPA PRESS SALUD)

08/24/18-12/99

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!