A las 18:32

Un estudio confirma la mejora de la supervivencia a largo plazo de un fármaco contra cáncer de pulmón avanzado

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Un gran estudio global dirigido por investigadores del Centro de Cáncer de Yale (Estados Unidos) ha demostrado la mejora de la supervivencia a largo plazo del fármaco ‘Keytruda’ (pembrolizumab) para pacientes con cáncer de pulmón avanzado que expresan PD-L1.

“La respuesta que hemos visto del pembrolizumab en un subconjunto de pacientes años después de terminado el tratamiento es notable, especialmente porque su quimioterapia había fallado inicialmente”, explica Roy S. Herbst, autor principal del trabajo, que se ha publicado en la revista ‘Journal of Clinical Oncology’.

Los hallazgos provienen de la fase III del ensayo clínico KEYNOTE-010, que se llevó a cabo en 202 centros médicos académicos de 24 países. El estudio reclutó a pacientes que previamente habían sido tratados sin éxito con quimioterapia para el cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) en etapa 3 o 4, el tipo más común.

El estudio comparó el uso de pembrolizumab en 690 pacientes con el tratamiento de quimioterapia con docetaxel en 343 pacientes. En los 79 de 690 pacientes que recibieron dos años de pembrolizumab, la supervivencia general fue de alrededor del 99 por ciento un año después de interrumpir el tratamiento. En general, la supervivencia en este grupo tres años después del período de tratamiento de dos años osciló entre el 23 y el 35 por ciento, dependiendo de la cantidad de marcador biológico PD-L1 que expresaba su cáncer, en comparación con el 11-13 por ciento en los pacientes que recibieron quimioterapia.

El investigador resalta en que incluso en algunos pacientes cuyo cáncer reapareció después de los dos años iniciales de tratamiento respondieron al pembrolizumab cuando se les volvió a ofrecer el fármaco. “Antes de que tuviéramos pembrolizumab, la supervivencia del cáncer de pulmón avanzado se medía en meses, no en años. Es demasiado pronto para decir que el pembrolizumab es una cura potencial para un número sustancial de pacientes cuyos tumores expresan PD-L1, y sabemos que no funciona para todos los pacientes, pero el agente sigue siendo muy, muy prometedor”, detalla Herbst.

La mayoría de los pacientes que completaron dos años de tratamiento permanecen en remisión y aquellos que tuvieron una recurrencia podrían volver a ser tratados con pembrolizumab en el momento de la progresión y aún así lograr el control de la enfermedad.

Los investigadores estiman que el 75 por ciento de los pacientes con CPCNP expresan la proteína PD-L1 en sus células cancerosas, y dentro de este grupo, hasta el 25 por ciento una cantidad alta. Elembrolizumab es el primer inhibidor de punto de control que prueba la capacidad de un biomarcador para ayudar a determinar los resultados del control de la enfermedad, y ese biomarcador ha sido probado durante el período más largo de cualquier ensayo clínico.[FIN]

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!