A las 11:03

Un estudio revela que los adultos que mezclan cannabis con opioides para el dolor tienen más problemas de salud mental

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Una investigación de la Universidad de Houston ha descubierto que los adultos que toman opioides recetados para el dolor intenso tienen más probabilidades de tener problemas de ansiedad, depresión y abuso de sustancias si también consumen marihuana.

“Dado que el cannabis potencialmente tiene propiedades analgésicas, algunas personas recurren a él para controlar su dolor”, ha explicado Andrew Rogers, estudiante de doctorado en psicología clínica en el Laboratorio de Investigación de Salud y Ansiedad de la Universidad de Houston y su Clínica de Tratamiento de Uso de Sustancias, al describir el trabajo publicado en el ‘Journal of Addiction Medicine’.

Rogers se centra en el estudio de la intersección del dolor crónico y el uso de opioides, e identifica los mecanismos psicológicos subyacentes, como la sensibilidad a la ansiedad, la regulación de las emociones, la ansiedad relacionada con el dolor, de estas relaciones. Los opioides recetados a menudo se usan para tratar el dolor crónico, y el cannabis es otra sustancia que cada vez más personas usan para el mismo fin.

Para llevar a cabo el estudio, bajo la guía del asesor Michael Zvolensky, Hugh Roy y Lillie Cranz Cullen, profesora de psicología de la Universidad y directora del laboratorio y la clínica, Rogers encuestó a 450 adultos en todo Estados Unidos que habían experimentado dolor moderado a intenso durante más de tres meses. El estudio reveló no solo síntomas elevados de ansiedad y depresión, sino también el uso de tabaco, alcohol, cocaína y sedantes entre los que agregaron cannabis, en comparación con los que usaron opioides solos. Además, no se informó un aumento de la reducción del dolor.

“Ha habido mucha expectativa de que tal vez el cannabis sea la alternativa nueva o más segura a los opioides, así que eso es algo que queríamos investigar”, ha expresado Rogers, quien dijo que la idea para el estudio surgió de una conversación con Zvolensky. Rogers estaba estudiando el uso de opioides y el manejo del dolor cuando comenzaron a discutir el papel del cannabis en el manejo del dolor.

“Los hallazgos resaltan una población vulnerable de usuarios de polisustancias con dolor crónico e indica la necesidad de una evaluación y tratamiento más exhaustivos del dolor crónico”, ha concluido. [FIN]

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR