A las 16:30

Descubren que una terapia con células madre podría proteger contra síntomas de la EPOC relacionados con el humo

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Un estudio de investigadores de la Universidad de Indiana (Estados Unidos) publicado en la revista ‘American Journal of Psysiology’ ha revelado que ‘Plerixafor’, un medicamento utilizado en la terapia de células madre para tratar ciertos cánceres, también podría proteger contra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) inducida por el humo del cigarrillo.

‘Plerixafor’ es un medicamento que estimula el sistema inmunitario para liberar más de un tipo de células madre (células progenitoras hematopoyéticas o TCPH) de la médula ósea al torrente sanguíneo. Este fármaco se usa para tratar algunos tipos de cáncer que se originan en las células sanguíneas, incluidos el mieloma múltiple y el linfoma no Hodgkin.

Investigaciones anteriores han demostrado que un número menor de TCPH en el torrente sanguíneo corresponde a una mayor gravedad del enfisema, una forma de EPOC. Estos estudios sugieren que la reducción del número de TCPH impide que los pulmones puedan reparar el daño relacionado con el humo.

Teniendo en cuenta estos precedentes, los investigadores exploraron el efecto de ‘Plerixafor’ en la circulación de células madre y la función pulmonar posterior en ratones. Un grupo de ratones estuvo expuesto al humo del cigarrillo cinco días a la semana durante 22 semanas y recibió inyecciones regulares del fármaco, conocido como grupo tratado, y otro grupo, llamado expuesto, estuvo expuesto al humo pero no recibió tratamiento.

Los investigadores recogieron células madre de todos los grupos de ratones y encontraron una disminución en el número de células en el grupo expuesto justo al comenzar el período de prueba, lo que “coincide con los hallazgos de que incluso las exposiciones breves al humo del cigarrillo reducen las poblaciones de TCPH en la médula ósea”, según el equipo de investigación.

Por el contrario, no hubo una deficiencia detectable de TCPH en el grupo tratado, y, de hecho, los números aumentaron después de dos semanas de tratamiento. Las muestras de líquido pulmonar de este grupo no mostraron cambios significativos en el número de glóbulos blancos o inflamación en comparación con un grupo de control. “Los aumentos en estos factores típicamente indican enfermedad o lesión”, recuerdan los investigadores.[FIN]

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR