A las 18:27

Descubren una combinación de dos fármacos que detiene el crecimiento de las células cancerosas en ratones

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Investigadores del UT Southwestern Simmons Cancer Center (Estados Unidos) han descubierto una combinación de dos medicamentos que detiene el crecimiento de las células cancerosas que portan mutaciones de HER2 en ratones. El próximo paso de estos científicos será comprobar si estos resultados exitosos se trasladan a los humanos.

Los hallazgos, publicados en la revista ‘Cancer Cell’, se derivan de la observación de que, tras una respuesta inicial, las pacientes de cánceres que albergan mutaciones del HER2 eventualmente desarrollan resistencia a un nuevo y prometedor medicamento contra el cáncer que se encuentra actualmente en ensayos clínicos. También encontraron que otro medicamento, que ya está en el mercado, contrarresta esa resistencia y bloquea el cáncer, proporcionando así la base para una nueva combinación de medicamentos contra los cánceres con mutaciones en el gen HER2.

Los investigadores evaluaron los datos de un ensayo guiado molecularmente en el que pacientes con tumores con mutaciones en el HER2 fueron tratadas con el inhibidor del HER2, el neratinib. Los cánceres de las pacientes fueron secuenciados a medida que la enfermedad progresaba durante el tratamiento. Basándose en este análisis, descubrieron en el laboratorio que una manera eficaz de contrarrestar la eventual resistencia al neratinib es el everolimus, un inhibidor de TORC1 que se usa comúnmente para tratar otros tipos de cáncer de mama.

“Este hallazgo podría dar a los médicos una respuesta eficaz a la resistencia al neratinib. Eso podría marcar una verdadera diferencia para las pacientes con cánceres de mama, ovario, pulmón y otros cánceres que albergan mutaciones del HER2″, explica uno de los líderes de la investigación, Carlos L. Arteaga.

Las mutaciones del HER2 han sido identificadas desde hace mucho tiempo como un factor clave en el cáncer de mama y otros tumores. Los autores se centraron en una red de señalización impulsada por TORC1, que es la vía a través de la cual los cánceres con mutación de HER2 se vuelven resistentes a la neratinib, según sus hallazgos.

“Constantemente notamos la activación de la señalización de la TORC1 como un mecanismo de resistencia a la neratinib a través de diferentes tipos de cánceres mutantes de HER2. Diferentes tipos de cáncer utilizaron diferentes estrategias para escapar del neratinib, pero todas convergieron en la señalización de TORC1″, detallan.

Además de estudiar los datos de secuenciación de tumores de pacientes con cáncer mutante de HER2 que están en ensayos clínicos para el neratinib, también estudiaron las células resistentes a neratinib y los tumores que continúan viviendo y creciendo en el laboratorio. La secuenciación del cáncer de los pacientes antes y durante el ensayo clínico mostró que algunos pacientes ya tenían una mutación que podría activar la vía de la TORC1. Otros la desarrollarían eventualmente, pero podrían beneficiarse del everolimus que se utiliza actualmente como inhibidor de la TORC1 para abordar las otras funciones que la TORC1 desempeña en el cáncer. El everolimus permitiría a la paciente seguir beneficiándose de la inhibición del neratinib del HER2. La combinación de neratinib y everolimus funcionó en líneas celulares, organoides establecidos a partir de tumores derivados de pacientes, y en ratones que albergan tumores mutantes del HER2.[FIN]

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!