20nov. 18 A las 14:34

Diez expertos europeos elaboran el primer consenso sobre el uso clínico de dimetilfumarato en la psoriasis crónica

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Diez dermatólogos europeos han publicado en el ‘Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology’ el primer consenso europeo sobre el uso clínico de dimetilfumarato en la psoriasis crónica en placa de moderada a grave.

La princiapl conclusión del consenso es que el perfil favorable de los ésteres de ácido fumárico junto con su eficacia a largo plazo proporciona una opción terapéutica de primera línea para alcanzar un control continuado de la enfermedad en pacientes con psoriasis crónica en placa de moderada a grave, cuando la patología no puede controlarse adecuadamente con tratatamientos tópicos y fototerapia.

En cuanto al perfil y la selección de los pacientes, el panel de expertos concluye que la elección de la terapia sistémica debería realizarse de forma individual según el paciente y su situación y que dimetilfumarato debería considerarse como una opción terapéutica de primera línea en pacientes no tratados previamente con psoriasis de moderada a grave.

En términos de población de pacientes, los fumaratos son igualmente efectivos en hombres y mujeres, jóvenes y ancianos. No existen evidencias de interacciones farmacológicas, ya que los ésteres de ácido fumárico no se metabolizan por las vías habituales y, por consiguiente, dimetilfumarato también puede utilizarse en pacientes con otros tratamientos.

Finalmente, dimetilfumarato está contraindicado en pacientes con daño renal o hepático severo o con enfermedades gastrointestinales graves, como úlcera duodenal o enfermedad intestinal inflamatoria activa y grave.

Las consideraciones del consenso sobre la dosificación hacen referencia a que el dimetilfumarato permite un régimen de dosificación flexible e individualizado de acuerdo con la respuesta clínica y la tolerabilidad del paciente.

Se recomienda empezar el tratamiento con dimetilfumarato con una dosis de aumento gradual. Si bien existe una pauta de dosificación recomendada, el panel de expertos aconseja una dosificación flexible adaptada a las necesidades individuales de los pacientes.

Si se consigue una respuesta clínica significativa antes de alcanzar la dosis máxima, no es necesario un mayor aumento de la dosis. La respuesta clínica se puede observar ya a la semana 3, aunque la máxima eficacia se observa tras la semana 24.

MANEJO DE LOS EFECTOS ADVERSOS

Los ésteres de ácido fumárico tienen un perfil de efectos adversos bien caracterizado y la mayoría de ellos son leves y no implican la interrupción del tratamiento.

Dimetilfumarato es un agente antiinflamatorio e inmunomodulador que no se asocia con un riesgo aumentado de infecciones o neoplasias. Con frecuencia, los efectos adversos se experimentan durante el inicio del tratamiento y la fase de ajuste y van disminuyendo una vez el paciente se estabiliza.

Por este motivo, es importante alinear las expectativas de los pacientes antes de iniciar el tratamiento y explicar que pueden experimentar efectos adversos transitorios durante las primeras semanas de tratamiento y discutir las estrategias de manejo. Puede realizarse una visita temprana y otra un mes después del inicio del tratamiento para evaluar la dosificación y el manejo de los efectos adversos.

Antes del tratamiento con dimetilfumarato, debe realizarse un recuento sanguíneo completo que incluya un recuento sanguíneo diferencial y un recuento de plaquetas, y también se recomienda realizar visitas de monitorización cada 3 meses.

De todos modos, dimetilfumarato debe usarse con precaución en combinación con otras terapias antipsoriáticas, como metotrexato, retinoides, psoralenos, ciclosporina, inmunosupresores o ciclostáticos.

DIMETILFUMARATO APROBADO EN EUROPA

En 2017, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) aprobó una nueva formulación oral de dimetilfumarato, ‘Skilarence’ (Almirall) para el tratamiento de pacientes adultos con psoriasis crónica en placa, de moderada a grave, que requieren terapia sistémica, sólo conteniendo dimetilfumarato, considerado el principal principio activo al que se asocia su efecto clínico en psoriasis.

Esta aprobación dio lugar a una nueva opción de tratamiento para pacientes con psoriasis crónica en placa, de moderada a grave, en toda Europa. El estudio de fase III BRIDGE comparó la eficacia y seguridad de ‘Skilarence’ y ‘Fumaderm’, una combinación de ésteres de ácido fumárico más 3 sales de monoetil fumarato, y placebo en pacientes adultos con psoriasis crónica en placa, de moderada a grave.

El estudio determinó que ‘Skilarence’ era no inferior a ‘Fumaderm’, con un perfil de seguridad similar. Sin embargo, para varios aspectos del tratamiento de la psoriasis, no existen evidencias publicadas y era necesario un consenso de expertos como guía para mejorar la práctica clínica.

[FIN]

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR