A las 11:11

El Grupo Casaverde, de rehabilitación y cuidado de las personas, apuesta por la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente

El Grupo Casaverde, en su política de RSC, ha iniciado la instalación de placas foltovoltaicas en sus centros. La primera de sus instalaciones en adoptar este sistema es Centro Casaverde Almoradí, tras cuya puesta en funcionamiento se prevé que sea capaz de generar 190.944 kWh al año, lo que supone una reducción de 76.036,90 Kg de CO2 que emitimos al medio ambiente.

Este sistema de transformación de la radiación solar en energía eléctrica se implantará en próximas fechas en el resto de sus centros en España tras la instalación esta semana de 313 paneles de 340 W en el Centro Casaverde Almoradí.

La cantidad de energía que se generará aquí es equivalente a la que emitiría un vehículo de tamaño mediano al recorrer un total de 428.000 km o casi 10 vueltas al mundo, y se necesitaría la función biológica de 1.830 árboles para absorber el CO2 ahorrado.

En palabras del responsable de Compras del grupo y coordinador de la implantación, José Antonio Vera: “es muy importante el impacto positivo que supone la energía fotovoltaica en el medio ambiente. Este proyecto inicial en Almoradí se prevé que sea capaz de generar 190.944 kWh al año, lo cual supone una reducción de 76.036,90 Kg de CO2 que emitimos al medio ambiente. El consumo de energía representa, con diferencia, la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero, origina riesgos cada vez más graves para los ecosistemas, la salud humana y la economía”.

La instalación de las placas fotovoltaicas corre a cargo de la empresa radicada en Valencia Energyeffi.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!