16abr. 12 A las 18:58

El tratamiento de la hemofilia ha cambiado “mucho” en las últimas cuatro décadas, según experto

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El tratamiento de la hemofilia ha evolucionado “mucho” durante las últimas cuatro décadas, afirma el presidente de la Asociación de Hemofilia de la Comunidad de Madrid (ASHE MADRID), Carlos Klett Fernández, con motivo del Día Mundial de esta enfermedad, que tiene lugar este martes, a la vez que manifesta su esperanza en que los recortes económicos no afecten al tratamiento, puesto que, en sus palabras, sin él los afectados “no pueden seguir adelante”.

El representante de la asociación madrileña reconoce, en declaraciones a Europa Press, que la asistencia y el abordaje que se realiza en estos momentos en España es “francamente bueno” y, en este sentido, aplaude la formación y labor de los especialistas en hemofilia.

Además, asegura que esta enfermedad se diagnostica cada vez más rápido, y los tratamiento son “mucho mejores”. “Tenemos buenos especialistas que están aprendiendo cosas buenas”, insiste.

Todo ello hace que un recién diagnosticado lleve una vida “prácticamente normal”, añade Klett, quien espera que la crisis económica “no afecte al tratamiento ni a los especialistas” que precisan los enfermos y que ascienden a cuantías elevadas.

Este experto explica que, desde la asociación que preside, se trata de formar a sus asociados, ayudarlos, ponerles en contacto con otros afectados y orientarles en lo relativo a sus derechos y tratamientos.

Klett recuerda que la hemofilia es una enfermedad que consiste en que “la sangre no coagula correctamente”, debido a que “falta un factor de coagulación”, que puede ser el 8 (hemofilia A) o el 9 (hemofilia B).

Asimismo, señala que es una enfermedad hereditaria “que padece el hombre pero que la trasmita la mujer” para la que no existe cura. El problema de que la sangre no coagule, prosigue este experto, es que el afectado pueda padecer un derrame, al no cerrar la heridas rápidamente.

Su tratamiento pasa por restablecer los factores 8 y 9 en la sangre, señala el representante de la asociación madrileña, quien indica que existen distintos grados de hemofilia: leve, moderada y grave. De ellos, el primer tipo de hemofilia, aclara, puede ser detectado en edades adultas.

A pesar de que la mayoría de los casos de hemofilia se producen por la trasmisión genética, este experto señala que, algunos tipos, menos frecuentes, pueden aparecer tras un accidente.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR