A las 15:12

Induráin dice que no se puede hablar “en ningún caso” de colapso en la UCI en Navarra

La consejera cree que “hay un posible cambio de tendencia” hacia una “fase de estabilización” en el número de casos

PAMPLONA, 1 (EUROPA PRESS)

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha afirmado que “en este momento no podemos hablar en ningún caso de situación de colapso” en las UCI del sistema sanitario navarro y ha señalado que actualmente hay 85 personas ingresadas en estas unidades, que tienen capacidad para 120 personas.

Santos Induráin, que ha comparecido en rueda de prensa para informar sobre la situación en torno al coronavirus en Navarra, ha afirmado además que, “ante la previsión de posibles incrementos, el sistema de salud tiene contempladas ampliaciones de su capacidad”.

“Nuestro sistema de salud y las unidades de críticos se adaptan y se reorganizan y tiene contempladas ampliaciones de capacidad a los 120 puestos de cuidados críticos actuales en el sistema. Hay un margen variable de aumento de al menos un 30% más y en todo caso el sistema va a ir variando su capacidad en función de las necesidades y disponibilidades. El sistema sanitario navarro está haciendo un gran esfuerzo en esta readaptación que es constante, y que es en base a la evolución y a las necesidades que está planteando al sistema sanitario la epidemia”, ha dicho.

Navarra registra un total de 2.497 casos positivos de coronavirus, 192 más en el último día, lo que supone un incremento del 8 por ciento respecto al total de casos acumulados hasta ayer. El número de fallecidos es de 130, 17 más en el último día. El rango de edad de los fallecidos es de entre 57 y 99 años, con una edad media de 81 años.

Además, 236 personas se han recuperado de la infección y de ellas 44 lo han hecho en el último día. De los 2.497 casos, un total de 1.120 han necesitado de hospitalización, de los cuales 698 la requieren en el momento actual. “Apenas hay variación en el número de hospitalizados respecto ayer. Aunque registramos más ingresos, ayer se dieron 66 altas hospitalarias de pacientes y el total de altas hospitalarias acumuladas es de 300″, ha dicho la consejera.

Del total de pacientes afectados, casi el 60% se encuentra en seguimiento en domicilio por parte de Atención Primaria y un 4,3% está en la modalidad de hospitalización a domicilio.

Los casos positivos en profesionales del sistema sanitario navarro público o privado son 463, el 3 por ciento de un colectivo de 15.000 personas.

INDURÁIN VE UNA “RALENTIZACIÓN” PERO PIDE “CAUTELA”

Sobre la evolución de los casos en Navarra, Santos Induráin ha afirmado que “hay un posible cambio de tendencia” hacia una “fase de estabilización”. Así, ha afirmado que desde el 24 marzo, cuando se produjo un incremento del 18% de casos, “el porcentaje se ha ido reduciendo”, si bien ha reconocido que en las últimas horas ha habido incrementos porcentuales mayores. “Se apreciaba la ralentización en la velocidad de crecimiento de nuevos casos, pero hacemos una interpretación con cautela. Yo sería cautelosa y prefiero esperar al viernes o sábado para una valoración mas precisa en cuanto a un cambio de tendencia”, ha dicho.

Por otro lado, Santos Induráin ha explicado la gestión de los test de PCR que está realizando el Gobierno de Navarra, a la espera de recibir test rápidos que complementen esta labor. Según ha dicho, el martes se realizaron 485 test de PCR, hasta sumar un total de 6.500 desde el inicio de la epidemia.

Con estos datos, según la consejera, “Navarra tendría más de 8.700 test por millón de habitantes, por encima de la media estatal y en un contexto muy alto de los países europeos”.

La consejera ha explicado que el Departamento de Salud ha decidido incorporar a la realización de pruebas a personas “especialmente vulnerables”. Se trata de residentes que vayan a ingresar en un centro sociosanitario o psicogeriátrico con cuadro clínico de infección respiratoria aguda, y de personas vulnerables tras una valoración clínica individualizada.

Induráin ha asegurado que en las residencias se ha realizado “un incremento sustancial de pruebas” y ha concretado que en la Casa de Misericordia de Pamplona se realizaron el martes 80 pruebas.

La consejera ha dicho que “la llegada previsible de los test rápidos nos complementaría de manera importante estos mecanismos”, aunque, a preguntas de los medios, no ha concretado cuándo se produciría esa llegada.

Sobre la adquisición de otros materiales, como respiradores, Santos Induráin ha dicho que “la red sanitaria cuenta con los recursos del sistema público y del sistema privado, se cuenta con todos ellos, y desde luego el Gobierno está en fase de adquisición de material de este tema como de material de protección”.

La consejera ha asegurado además que Navarra recibe material enviado por el Ministerio y también trata de adquirirlo por sus propios medios. Además, ha pedido que entre los profesionales de todos los ámbitos se haga “un uso racional, proporcionado, que se está realizando pero en el que tenemos que insistir”.

Respecto al uso de mascarillas por parte de la ciudadanía, Santos Induráin ha afirmado que “la población sana no necesita mascarillas” y ha advertido de que “un uso incorrecto puede genera más riesgo si no se usa debidamente”. Ha dicho que la mascarilla debe ser utilizada por pacientes contagiados, con síntomas, o por indicación sanitaria. “Sí es efectivo el distanciamiento de dos metros entre las personas y el lavado de manos varias veces al día”, ha dicho.

También se ha referido a la gestión en los hoteles a los que ha recurrido el sistema sanitario para alojar a pacientes en el modelo de hospitalización a domicilio (Salud dispone de 160 camas en el Hotel Iruña Park de Pamplona) y para profesionales que tienen que estar en aislamiento. En ambos casos, el departamento de Salud asume los gastos.

Asimismo, ha explicado que en el Navarra Arena se está almacenando material y se ha limitado a señalar, sobre la posibilidad de habilitar en este espacio un hospital, que “reúne condiciones”.

Por último, sobre el posible cierre de consultorios en Navarra, la consejera ha explicado que “en el ámbito de la Atención Primaria, el aislamiento social está llevando a utilización de los recursos de manera distinta”, de forma que se realiza, por un lado, la atención a pacientes respiratorios, tratando de evitar el menor contacto posible con el resto de la población, y por otro lado se siguen atendiendo los proceso de salud de agudos o de pacientes crónicos no demorables.

Induráin ha afirmado que “hay consultorios en los que igual no va el médico a diario, pero está la enfermera para control de los pacientes crónicos, para valorar si hay algún tipo de atención que en la tenga que venir el médico”. “La atención está totalmente garantizada a pacientes crónicos que lo necesitan y a situaciones no demorables”, ha señalado.[FIN]

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!