27ago. 13 A las 18:46

Más de 70 profesionales solicitan en la provincia su inscripción en el Registro andaluz de Mediación Familiar

JAÉN, 27 (EUROPA PRESS)

Más de 70 profesionales facultados para ejercer como mediadores familiares han solicitado hasta el momento en la provincia de Jaén su inscripción en el Registro de Mediación Familiar de Andalucía, que incluirá un turno de oficio para atender aquellos casos que cumplan los requisitos establecidos para la gratuidad del servicio.

La delegada territorial de Salud y Bienestar Social, Ángeles Jiménez, ha explicado en un comunicado que las personas que ejerzan como mediadores familiares deben ser profesionales de titulación universitaria o de grado en las disciplinas de Derecho, Psicología, Psicopedagogía, Sociología, Pedagogía, Trabajo Social o Educación Social –así como cualquier otra homóloga de carácter educativo, social, psicológico o jurídico–, y acreditar una formación específica o experiencia en este campo.

Las personas que deseen inscribirse pueden solicitar su inscripción en este registro, después de la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y entrada en vigor de las tres órdenes de la Consejería de Salud y Bienestar Social por las que se aprueban la formación mínima que deben tener estos profesionales, las tarifas en los supuestos de mediación gratuita y el sistema de turnos, así como los modelos de impresos relacionados con este procedimiento.

Con ello, la Junta pone en marcha la maquinaria para nutrir este registro, que funcionará como una red entre cuyos objetivos está hacer más accesible a la ciudadanía este servicio. Su impulso constituye una de las líneas de trabajo estratégicas de la Consejería de Salud y Bienestar Social en el marco de la prevención en materia de familias y menores, ya que a través de esta vía se propician soluciones consensuadas, sin necesidad de procesos judiciales y evitando trastornos y desgastes a los menores, así como en su caso mejorar o restablecer las relaciones familiares en conflictos intergeneracionales.

La profesionalización y consolidación de la figura del mediador familiar a través de una formación homogénea y adecuada para el desempeño de sus funciones es uno de los objetivos de este nuevo sistema, cuyo marco jurídico acaba de ultimarse con las citadas órdenes. “Otra de las metas que se persigue es que las actuaciones de mediación familiar se desarrollen con plenas garantías, no sólo para las personas usuarias de la mediación, sino también para los profesionales que se dedican a ello”, ha enfatizado Jiménez.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR