A las 20:36

Un experto pide que se abra el debate sanitario en España sobre la “reducción del daño en fumadores”

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 (EUROPA PRESS)

El catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de La Laguna (ULL), Antonio Sierra, ha defendido este jueves la necesidad de que se abra en España el debate sobre las estrategias de reducción del daño en el tabaquismo.

“El debate merece su espacio en la sociedad española, como cualquier otro que implique una posible mejora en las condiciones de salud de las personas”, ha defendido durante el Foro ‘Tabaquismo como reto a los profesionales sanitarios: nuevas perspectivas, nuevos recursos’, organizado por PMI Science.

Así, lamentó que en otros países, como Reino Unido, se traten abiertamente estas cuestiones en el Parlamento mientras “en España ni en la Universidad nos dejan”.

Sierra insistió en que “debe” abrirse esa vía pues “representan un complemento muy potente a las políticas existentes de prevención”, algo que en Reino Unido le “llevan ventaja” a España, “ya que el Real Colegio de Médicos se ha posicionado claramente a favor de tenerlas en cuenta”.

El propio Parlamento británico, según recordó durante su exposición, ha publicado un informe “en el que revisa los estudios realizados y señala que los cigarrillos electrónicos son un 95 por ciento menos nocivos e insta al Gobierno a implementar una regulación basada en las evidencias científicas”.

EL OBJETIVO REALISTA ES “REDUCIR LA ENFERMEDAD AL MÍNIMO POSIBLE”

Así, entiende que teniendo en cuenta la salud pública y cómo enfrentar una enfermedad la meta final “no es eliminar el daño, ya que es conocido que tanto en tabaquismo como en cualquier epidemia, la erradicación prácticamente no existe”, pero sí se puede “trabajar por llevar las enfermedades a los mínimos posibles, y es así como lo plantean en la Organización Mundial de la Salud”.

Los ponentes del encuentro mostraron su malestar por el hecho de que la Universidad de La Laguna se negara a última hora a acoger este foro, por lo que se celebró en el Club Oliver. “Sin libertad de expresión, no puede haber auténtico debate ni avance en el conocimiento. Creo que el rector de la ULL ha estado mal asesorado, porque el tabaco es el principal problema de salud que tenemos y no podemos esconderlo o no abordarlo desde todas las perspectivas”, reflexionó Sierra.

“LA GENTE YA USA ESTAS ALTERNATIVAS. NO VERLO ES IR POR DETRÁS”

“La gente ya está usando estos medios alternativos al cigarrillo convencional y lo único que se hace cuando no se aborda este tema desde todos los ángulos es ir por detrás de la sociedad y, como administración, no estaríamos siendo de utilidad a los ciudadanos”, añadió.

Por su parte, el doctor en medicina y especialista en Medicina Interna José María García Basterrechea se preguntó “¿qué hacer con los pacientes a los que insistimos un día tras otro y que al final dejan de venir porque se cansan?”.

“¿Por qué no incorporarlos a un tratamiento reglado?”, reflexionó, para a continuación remarcar que, “bien informados” se pueden “recomendar estas alternativas para mejorar la calidad de vida de los fumadores y plantearlo como un objetivo intermedio para aquellos que van a dejar de fumar o como objetivo único para los que nunca podrán dejarlo”.

BASTERRECHEA: “HAY UN DÉFICIT DE FORMACIÓN EN LA SALUD PÚBLICA”

“Hay un déficit de formación en la salud pública que puede tener relación con que no se regulen estos tratamientos alternativos, ya que cuando los pacientes quieren dejar de fumar, muchas veces, se les recomienda fuerza de voluntad, algo que sería impensable con cualquier otro tipo de adicción”, apuntó.

Además, Vivencio Barrios, del servicio de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal, sostuvo que lo importante es que el paciente “abandone el tabaquismo con cualquier tipo de estrategia terapéutica disponible”. “Y en última instancia, cuando no se consigue que el paciente lo deje, hay que apostar por alternativas que, sin ser inocuas, produzcan menos daño en su salud cardiovascular”, continuó.

EL 34% DE LOS PACIENTES CORONARIOS NO DEJAN DE FUMAR

Y es que, recordó, según un estudio recientemente presentado en el Congreso Europeo de Enfermedad Cardiovascular, “en España, aproximadamente el 34 por ciento de los pacientes con enfermedad coronaria no abandona el hábito tabáquico”. “La situación es muy preocupante”, concluyó.[FIN]

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR