13sep. 99 A las 14:20

Una antigua gimnasta de elite acusa a entrenadores y jueces de la delgadez límite que están exigiendo a las deportistas

Pide que se fijen más en la técnica que en las estética, y propone que se sancione a gimnastas demasiado delgadas

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Una antigua componente del equipo español de gimnasia rítmica, María Pardo, acusó hoy a entrendadores y jueces de este tipo de deporte de la delgadez “límite” que exigen a las jóvenes que los practican, responsabilizándoles de la presión a la que están sometidas, Por ello, les pidió que se fijen más en la técnica que en la estética y les propuso que se sancione a las gimnastas demasiado delgadas.

María Pardo compareció hoy ante la Ponencia del Senado sobre los condicionamientos extrasanitarios de la anorexia y la bulimia, donde denunció que en el campo de la gimansia rítmica se está llegando a unos límites “exagerados” en el control de peso. “Se prefieren ya gimanstas muy delgadas a una buena técnica”, lamentó la gimnasta española, quien no ha sufrido nunca trastornos de la alimentación pero afirma conocer casos.

Así, explicó que con sus 1,70 centímetros de estatura el peso que le exigían era de 42 kilos (ahora pesa 58). “Los entrenadores, preparadores y jueces son los responsables de esta situación , porque prefieren chicas muy delgaditas. Si ellos cambiaran su mentalidad se conseguiría mucho”, aseveró.

María Pardo denunció la excesiva presión a la que están sometidas estas deportistas, a las que se pesa a diario y para las que está prohibido engordar un gramo. “Además –argumentó– como son personas que están ya en un peso muy bajo, seguir bajando les cuesta mucho más”. Igualmente, recordó que las jornadas de entrenamientos son muy duras (entre ocho y diez horas cada día), y que la alta presión y responsabildiad que recaen sobre las gimnastas exige ser muy fuerte moralmente para poder soportarlo. OBSESION POR EL PESO

La antigua componente del equipo español de gimnasia rítmica reconoció que entre todas ellas el peso era una obsesión. “Te pesas constantemente, comes y te pesas, cenas y te pesas, entrenas y lo primero que haces es ir a pesarte”, indicó, insistiendo en que los cambios en este campo deben venir desde arriba y que las gimnastas son sólo víctimas.

Por ello, propuso medidas como que se penalice a las gimnastas excesivamente delgadas “porque si no –matizó– no se dónde vamos a llegar”. En su opinión, tiene que cambiar el sistema de los entrenadores, que no deben permitir que una niña esté casi en los huesos sin tener en cuenta apenas su técnica.

“España es uno de los mejores países del mundo en gimnasia rítmica, pero también lo era antes de que se llegara a estos extremos. Habría que fijarse en el ejercicio, en su composición y en el trabajo técnico, no tanto en el tipo de las gimnastas y en cuánto miden y pesan, que es lo que se acaba puntuando”, defendió.

No obstante, reconoce que este deporte tiene un problema añadido: que depende mucho del cuerpo de la gimnasta, de que no haya desarrollado mucho y, por tanto, perdido elasticidad. “Cuanto más pequeña y más joven, mejor”, remarcó, negando que en España se les someta a tratamientos con pastillas para evitar el desarrollo.

PASAN HAMBRE

María Pardo afirmó que el régimen al que las gimnastas están sometidas les hace pasar hambre. El desayuno es la comida fuerte del día (zumos, cereales, leche, queso), a medio día se puede comer de todo pero en pequeñas cantidades, y a la hora de la cena, yogourt o una pieza de fruta en función de los gramos que faltan a cada una para llegar a su “peso ideal”. “De todas formas, siempre había veces que acababas comiendo a escondidas, y, en general, el estado de salud de las gimnastas es bueno, porque está controlado por médicos”, apuntó.

Por último, y sobre si los padres de estas jóvenes conocen en realidad la situación por la que atraviesan sus hijas, todo depende de los que ellas quieran contar, aunque en general, según esta gimnasta, son conscientes de que comen poco y entrenan mucho. “Cuando estás en un equipo nacional tu meta es un campeonato del mundo, y todo lo que se ponga por el medio vas a intentar eliminarlo sin que se entere nadie. Es algo voluntario, el que quiere lo deja y quien quiere seguir, sigue”, manifestó, recalcando que su abandono del equipo nacional se debió exclusivamente a problemas técnicos.

(EUROPA PRESS SALUD) 09/13/14-12/99

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR